Dirección: Elvind Gullberg Jensen

Violín: Leticia Moreno

28 y 29 de noviembre de 2019

El segundo concierto de abono de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (1) girará en torno a tres nombres que empiezan por eme: “Los maravillosos Mozart, Mendelssohn y Moreno”. La reconocida violinista madrileña Leticia Moreno interpretará la parte central del programa con el último concierto para este instrumento compuesto por el genio de Salzburgo. En conjunto, el ciclo completo, integrado por cinco conciertos, constituye uno de los momentos creativos más extraordinarios de un Mozart de diecinueve años que oscilaba entre la servidumbre a su despótico patrón, el arzobispo de Salzburgo Colloredo, y satisfacer los gustos de su corte –qué sólo anhelaba música galante de influjo francés. Y su propia personalidad. Por si fuera poco, Mozart tuvo que lidiar con un solista que no estaba a la altura de lo que él demandaba y para el que tuvo que escribir algunos núimeros alternativos de menorr complejidad, a lo que hay que añadir  que el propio compositor no sentía una gran simpatía por el violín (al que no dedicaría un solo concierto más  en los dieciséis años restantes que vivió)). Sin embargo, su evolución desde los dos primeros conciertos del ciclo hasta los restantes, algo que apenas tuvo lugar en unos meses, es sorprendente, tanto desde el punto de vista técnico como por la manera en la que sabe integrarlo dentro de su propia e inconfundible personalidad sin renunciar  a concesiones virtuosísticas pero con alma. El colofón de todo ello es este Concierto nº 5 “Turco”que interpretará Moreno.El otro autor en programa, Mendelssohn, estará representado por dos magníficos”souvenirs” sonoros  traídos consigo de su viaje por Escocia: la obertura Las Hébridas o La gruta del Fingal, que convirtió a este último lugar en un destino de peregrinación de las más diversas personalidades románticas, y su Sinfonía nº 3 “Escocesa”. Fue la última sinfonía de Mendelssohn en ser acabada y él la consideraría un fracaso, aduciendo que no reflejaba para nada los paisajes visitados por él más de una década atrás.. Pero sin duda el público que asista al Teatro de la Maestranza en esas jornadas no podrá estar más en desacuerdo con ese juicio crítico del músico y disfrutará de veras de esta bellísima partitura.

(1)Tomado de las notas al programa.