Las estrategias equivocadas de Occidente en Medio Oriente, Asia Central y el Cáucaso han convertido a esas regiones en paraísos para terroristas y extremistas, afirmó hoy el presidente de Irán, Hassan Rouhani.

562421-iranEn su intervención en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, manifestó que las potencias occidentales han propiciado el fundamentalismo y ahora no saben cómo detenerlo.

Citó las agresiones militares a Afganistán e Iraq y la interferencia inadecuada en Siria como ejemplos de las políticas equivocadas en Medio Oriente.

El mandatario agregó que son los países de esas regiones los que deben combatirlo y llamó a no repetir los errores del pasado para evitar que llegue el día en que nadie en el mundo esté a salvo.

“La experiencia de la creación de Al-Qaeda, el Talibán y otros grupos extremistas modernos han mostrado que no se puede usar a los grupos integristas para combatir a un Estado opositor y permanecer impertérrito ante las consecuencias de un extremismo más encarnizado. La repetición de estos errores pese al costo conocido por experiencia es desconcertante”, apuntó.

En este sentido, Rouhani dijo que si la coalición liderada por Estados Unidos para enfrentar al Estado Islámico tuviera el fin de continuar la hegemonía occidental sobre la región, se estaría cometiendo otra vez un error que continuaría alimentando el odio y la islamofobia.

Aseveró que la democracia no puede ser importada del exterior y puntualizó que para conseguirla, al igual que para acabar con el extremismo, debe impulsarse la justicia y el desarrollo.

Por otra parte, el mandatario iraní reiteró la seriedad de su país en las negociaciones sobre su programa nuclear y confió en que se puedan alcanzar resultados pronto, aunque advirtió que las sanciones constituyen un impedimento para la cooperación a largo plazo.

 

(Foto archivo: ONU/Sarah Fretwell)