Sus Majestades los Reyes presidieron, en el Palacio Real de El Pardo, la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes, a cuyo término ofrecieron un almuerzo a los patronos del Instituto Cervantes y los embajadores iberoamericanos acreditados en España.

 

A su llegada al Palacio Real de El Pardo, Sus Majestades los Reyes fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert y, por último; por el director del Instituto Cervantes, Victor García de la Concha. Seguidamente, Don Felipe y Doña Letizia, ya en el Patio Central, tuvieron la oportunidad de saludar a los miembros del Patronato del Instituto Cervantes, para acceder a continuación al Patio de los Austrias, donde tuvo lugar la reunión del Patronato del Instituto Cervantes.

En su intervención, Don Felipe puso de relieve la estrecha relación que mantienen los Reyes con las actividades y trayectoria del Instituto Cervantes, tanto en la inauguración de nuevos centros o bibliotecas, en visitas a diversos países y, sobre todo, en las reuniones anuales de directores. El Rey afirmó que el Cervantes “ha alcanzado merecidamente un prestigio muy alto, convirtiéndose en vanguardia de la mejor imagen de España, de su realidad histórica y de su cultura plural”.

 

20141009_Reunión Patronato_04Una vez finalizada la reunión del Patronato, Sus Majestades los Reyes recibieron, en el Patio Central, el saludo de los embajadores iberoamericanos acreditados en España y de las autoridades asistentes al almuerzo, que tuvo lugar en el Patio de los Borbones. Antes del comienzo, Don Felipe dirigió unas palabras, en las que destacó “la impresionante labor desarrollada por el Instituto Cervantes en la difusión de la cultura en español, que se convierte en uno de los ejes fundamentales de nuestra acción cultural en el exterior y en uno de los nexos más atractivos y potentes entre las naciones que compartimos el uso y dominio de nuestra lengua”. “No cabe duda de que los esfuerzos del Instituto Cervantes han contribuido eficazmente al desarrollo del idioma español y a la fuerza y el dinamismo de la cultura en español, factores estos que tienen como resultado un interés creciente por el estudio de nuestro idioma en todo el mundo”, agregó.

Asimismo, Don Felipe recordó su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas el pasado 24 de septiembre, en la que señaló que “la pujanza del español contribuye de hecho a garantizar una mayor diversidad cultural y lingüística en el escenario internacional”.  El Rey puso de relieve que, a lo largo de su fructífera trayectoria, el Instituto Cervantes “se ha consolidado como seña de identidad de la cultura en español en todo el mundo, tanto en la América no hispanohablante -Brasil y los Estados Unidos en particular-,  como en muchos países de Asia, Europa y África”.

Don Felipe subrayó la importancia de los acuerdos alcanzados con otras instituciones americanas, como la Universidad Nacional Autónoma de México, a la Universidad de Harvard en los Estados Unidos, y al Instituto Caro y Cuervo de Colombia. “Este camino que ha emprendido el Instituto hacia una mayor identidad iberoamericana de sus actividades lleva, naturalmente, a una colaboración más estrecha entre los países de la Comunidad Iberoamericana en torno a la lengua y a la cultura. En este sentido, podemos decir con orgullo que allí donde hay un Cervantes hay un centro cultural de difusión de la cultura iberoamericana”, afirmó.

 

(fuente: Casa Real – foto: © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos)