Una adolescente y una niña de tres años que llevaban 58 y 65 horas, respectivamente, bajo los escombros de un edificio colapsado

Los equipos de rescate han conseguido salvar este lunes a dos menores -una de ellas una niña de tres años- que habían aguantado más de dos días bajo los restos de un edificio derruido en Esmirna tras el terremoto del viernes pasado, que ha causado al menos 83 muertos y más de 900 heridos en esta provincia turca, aunque las autoridades creen que el número de víctimas superará el centenar.

Los equipos de AFAD, el servicio de emergencias turco, habían conseguido salvar a 104 personas hasta la medianoche del sábado, pero desde entonces solo había podido recuperar cadáveres de los 6 edificios derrumbados en los que sigue la búsqueda de desaparecidos.