Mantuvo estos resultados en un entorno de precios del crudo inferiores a los del mismo periodo de 2018 (Brent -6%)

Repsol alcanzó un beneficio neto de 608 millones de euros en el primer trimestre de 2019, en línea con los 610 millones que la compañía obtuvo entre enero y marzo del ejercicio anterior. Con respecto al beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios de la compañía, al excluir el efecto del valor de los inventarios y los resultados no recurrentes, se situó en 618 millones de euros, un 6% más que los 583 millones registrados en los tres primeros meses de 2018.

Por su parte, la compañía aumentó su EBITDA hasta los 1.810 millones de euros, lo que representa un “ligero incremento” respecto a los 1.804 millones de los tres primeros meses del ejercicio anterior.

El primer trimestre de 2019 estuvo marcado por unos precios del crudo inferiores a los registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, con el Brent cotizando a una media de 63,1 dólares por barril, un 6% inferior a la registrada entre enero y marzo de 2018, cuando se negoció a 66,8 dólares por barril. En este contexto, el área de Upstream incrementó su resultado un 12,5%, hasta alcanzar los 323 millones de euros. Por su parte, el área de Downstream logró un resultado de 404 millones de euros.

El 27 de marzo, el Consejo de Administración de Repsol acordó convocar la Junta General Ordinaria de Accionistas de la compañía, que se celebrará, previsiblemente en segunda convocatoria, el próximo 31 de mayo. El Consejo aprobó proponer a la Junta una retribución al accionista equivalente a unos 0,525 euros brutos por acción, a través del Programa “Repsol Dividendo Flexible” y en sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2018. Esta retribución se suma a la que la compañía aprobó, como parte del mismo programa y en sustitución del tradicional dividendo a cuenta de 2018, por un importe equivalente a unos 0,425 euros brutos por acción, por lo que la retribución total al accionista aumentará hasta el equivalente a los 0,95 euros por acción, un 5,6% superior a la del ejercicio anterior.