Renfe implanta este lunes el billete personalizado, de forma que los viajeros tendrán que facilitar obligatoriamente su nombre, su número de teléfono móvil y otros datos de contacto cuando compren un billete de cualquier tipo de tren.