Las ventas crecen un 3,2% hasta alcanzar los 3,9 millones de unidades

– El resultado neto de Renault en 2018 es de 3.451 millones de euros frente a 5.308 millones de euros en 2017. Este descenso proviene principalmente de una menor contribución de Nissan, que cae 1.282 millones, mientras que, en 2017, Nissan se había beneficiado de efectos positivos no recurrentes por valor de 1.021 millones.

La cifra de negocio se sitúa en 57.419 millones (-2,3%), de los cuales 3.040 millones son de AVTOVAZ (+11,5%). A tasa de cambio constante, la cifra de negocio aumenta un 2,5%.

La cifra de negocio del Automóvil sin AVTOVAZ alcanza los 51.171 millones, lo que supone un descenso del -4,4%, incluyendo un impacto negativo relacionado con el cambio de ubicación de las bonificaciones de tasa de interés entre los sectores Automóvil sin AVTOVAZ y Financiación de las ventas por valor de 555 millones.

El margen operacional del Grupo asciende a 3.612 millone y representa un 6,3% de la cifra de negocio.

El margen operacional del Automóvil sin AVTOVAZ desciende 545 millones hasta los 2.204 millones y consigue el 4,3% de la cifra de negocios, frente al 5,1% en 2017. Además de un efecto volumen negativo de 329 millones, este descenso se explica por un entorno desfavorable tanto por las divisas con un impacto de -526 millones, como por las materias primas (-356 millones). Para contrarrestar estos efectos negativos, el Grupo ha continuado con su política de control de costes con un impacto positivo de la actividad Monozukuri por valor de 421 millones y de las subidas de precios, conduciendo a un efecto mix-precio-enriquecimiento positivo por 261 millones.

La contribución de AVTOVAZ al margen operacional asciende a 204 millones, frente a 55 millones en 2017, y marca una nueva etapa en la recuperación de la compañía gracias al éxito de sus nuevos modelos en un mercado en recuperación, así como a los esfuerzos de racionalización de costes. Además, AVTOVAZ se ha beneficiado en 2018 de efectos positivos no recurrentes.

La contribución de la Financiación de las ventas al margen operacional del Grupo se eleva a 1.204 millones, frente a 1.050 millones en 2017. Esta subida de cerca del 15% está relacionada principalmente con los buenos resultados comerciales de los últimos años.

Los otros productos y cargas de explotación tienen un valor de -625 millones frente a -48 millones en 2017. Este descenso proviene esencialmente de las consecuencias de la crisis argentina por más de 200 millones, así como de las provisiones ligadas al programa de jubilaciones anticipadas en Francia, por valor de cerca de 300 millones.

El resultado de explotación del Grupo se establece en 2.987 millones frente a los 3.806 millonesen 2017.

El resultado financiero asciende a -353 millones, frente a -391 millones en 2017 (considerando una modificación del método de contabilidad de los títulos participativos). La mejora de la deuda del Grupo permite absorber una carga de 31 millones en relación a la aplicación de las reglas contables como resultado de la transición a la hiperinflación en Argentina.

“El Grupo Renault ha mantenido en 2018 unos resultados históricos a pesar del deterioro de su entorno. Los resultados comerciales y financieros demuestran la resiliencia de la empresa y su rapidez para adaptarse a un ambiente más complicado. Estos resultados son producto de una estrategia clara, de una ejecución cada vez más exigente y de los esfuerzos de todos los colaboradores del Grupo”, ha declarado Thierry Bolloré, director general de Renault.