La reina Isabel II ha aprobado formalmente la petición del primer ministro británico, Boris Johnson, para suspender el parlamento desde el próximo 10 de septiembre hasta el 14 de octubre en un movimiento que impedirá a los diputados opositores tener el tiempo suficiente para tratar de evitar que se produzca un Brexit sin acuerdo, fijado para el 31 de octubre.

El Consejo Privado de la jefa de Estado del Reino Unido ha indicado en un comunicado que las cámaras quedarán prorrogadas “no antes del lunes 9 de septiembre y no después del jueves 12 de septiembre”, hasta el 14 de octubre.