Así se desprende de la nueva ley de inmigración, cuya aprobación está prevista en los próximos meses, se hará efectiva a partir de 2021.