El importe neto de la cifra de negocio del grupo alcanzó a junio los 977,9 millones de euros, lo que supone un 1,5% menos

“La crisis sanitaria presenta una complejidad sin precedentes que no permite conocer aún con exactitud sus consecuencias, pero desde el Grupo Red Eléctrica estamos trabajando intensamente para que esta situación siga sin afectar a la gestión de nuestras infraestructuras y continuamos evaluando su desarrollo para minimizar su impacto en los estados financieros”, ha afirmado hoy Roberto García Merino, consejero delegado del Grupo durante la presentación de resultados.

Las cifras del primer semestre reflejan la entrada en vigor de los nuevos parámetros regulatorios que afectan a las actividades reguladas que desarrolla la compañía. En este sentido, la tasa de retribución de los activos de transporte ha pasado del 6,5 % al 6 % en el ejercicio 2020 y se han aprobado las instalaciones tipo y los valores unitarios de referencia de operación y mantenimiento. Además, se aplica una nueva metodología de retribución al Operador del Sistema. Adicionalmente, este ha sido el primer semestre completo en el que se ha incorporado Hispasat al perímetro del Grupo y el primer trimestre íntegro para la brasileña Argo, cuya adquisición se formalizó el pasado 26 de marzo. Dichas incorporaciones han permitido paliar parcialmente los efectos derivados de los nuevos parámetros retributivos de forma que la cifra de negocios alcanza en el semestre los 977,9 millones de euros, un 1,5% inferior a la del mismo periodo del año anterior.

El resultado bruto de explotación (EBITDA) ha alcanzado los 766,2 millones de euros, un 1,7 % por debajo del obtenido en el ejercicio anterior. Este importe recoge también las aportaciones a resultados de las empresas consolidadas por el método de equivalencia, TEN, Argo e Hisdesat.

Por su parte, el resultado del primer semestre ha sido de 331,7 millones de euros, un 8,4% inferior al del año pasado, debido a un incremento de las amortizaciones por la incorporación de nuevos negocios y unos mayores gastos financieros, como consecuencia de un aumento del volumen de deuda.

En relación con las inversiones del Grupo, han alcanzado los 567,3 millones de euros al incorporar la adquisición del 50% del capital de la brasileña Argo por un importe de 374,3 millones. Dicha sociedad consolida por el método de participación en el Grupo Red Eléctrica a través del subgrupo REI.

En lo relativo al dividendo, el pasado 1 de julio Red Eléctrica repartió 0,7792 euros por acción en concepto de dividendo complementario. De esta forma, el dividendo abonado con cargo a los resultados de 2019 ha sido de 1,0519 euros por acción tal y como se define en el marco estratégico del Grupo.