22.700 visitantes procedentes de España, en el primer trimestre del año,  un 24,6% más que en 2014

El año pasado ya se alcanzó el mayor número de visitantes españoles de la historia. Más de 64.000 turistas de España llegaron a Japón en 2014, según  JNTO (Japan National Tourist Office)  Las cifras oficiales del primer trimestre de este año son ya de 22.700 visitantes que, sumadas a las 11.000  provisionales de abril y mayo hacen prever un nuevo récord de mantenerse este ritmo. El número de visitantes españoles a Japón no deja de crecer desde hace más de diez años. Parte de este incremento se debe a personas que, satisfechas por su primera estancia, repiten viaje para conocer más a fondo el país. Esto último está contribuyendo a que zonas del “Japón profundo” se hayan convertido en destinos muy frecuentados por españoles (Shirakawa-go, Valle del Kiso, Monte Koya, etc.)

Gracias al JAPAN RAIL PASS (abono turístico ferroviario www.turismo-japon.es/organiza-tu-viaje/transporte/ferrocarriles) se puede  recorrer todo Japón por un precio muy asequible, sin limitación de trayectos ni de número de viajes. De todos es conocida la alta velocidad japonesa y la puntualidad absoluta de sus trenes, pero quizá se sabe menos de la enorme frecuencia entre un convoy y el siguiente al mismo destino. Esto reduce casi a cero los tiempos muertos en esperas o transbordos. Así, en sólo una semana de estancia en Japón se pueden recorrer las ciudades más importantes. En dos semanas, la visita alcanza una profundidad notable. Y en tres, el recorrido puede ofrecer una visión casi completa.

 

TURISMO RURAL, DE NATURALEZA Y RELIGIOSO

El turismo rural, de naturaleza y espiritual está registrando altas tasas de aceptación. A la atracción por sumergirse en las raíces culturales más genuinas, se une que los precios suelen ser mucho más reducidos que en grandes ciudades. Por otra parte, visitar templos y monasterios permite conocer in situ la historia del arte japonés y, en muchos casos, alojarse en sus hospederías conviviendo con las comunidades religiosas que los habitan.

Japón Shikoku

foto: JNTO

Las rutas japonesas de peregrinación combinan espiritualidad, arte, historia, gastronomía, naturaleza y lo rural, pues transcurren por parques naturales de gran belleza o por áreas agrícolas muy pintorescas. Es el caso del Kumano-Kodo, que está hermanado desde 1998, con la Ruta Jacobea www.spiritual-pilgrimages.com/es/rutas-unesco. El núcleo del Camino de Kumano se ubica en la provincia de Wakayama, hermanada con Galicia. El Monte Koya, alberga en su cumbre una ciudad habitada exclusivamente por monjes desde hace más de mil años. Está en el centro de Wakayama  y es un nexo entre el Kumano-Kodo y el Shikoku-Henro o Ruta de los 88 templos del monje Kukai, cuyo mausoleo, del siglo IX, se halla en esta ciudad monástica, declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

 

El Shikoku-Henro transcurre por la vecina isla de Shikoku. Recibe cada año más de 500.000 peregrinos. El Senado español, el pasado 6 de julio aprobó instar al Gobierno para que el Camino de Santiago también se hermane con el Shikoku-Henro. Desde hace años, los representantes políticos, empresariales y religiosos de Shikoku vienen contactando con autoridades españolas. La Embajada de Japón en España prevé que estas visitas de intercambio se repitan en breve.