Hoy, la sostenibilidad abre infinitas posibilidades para que tradición e innovación puedan ir de la mano en el diseño de estos vestidos. Inspiradas por esta filosofía, y de la mano de Ecoembes -la organización medioambiental que promueve la economía circular a través del reciclaje de envases-, las diseñadoras Lourdes Montes y Rocío Terry presentaron durante la última edición del Salón Internacional de la Moda Flamenca el primer traje de flamenca elaborado con telas fabricadas a partir de materiales reciclados, principalmente botellas de plástico (PET). Una iniciativa que, bajo el nombre de Reflejos by Ecoembes, buscaba mostrar de forma tangible y estética cómo el reciclaje puede servir de base para la elección de nuevos tejidos.

“Gracias a la colaboración de los ciudadanos, que separan y depositan sus envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo, es posible que residuos como botellas de PET se transformen en hilaturas de diferentes características, dando lugar a tejidos que presentan infinitas posibilidades y que pueden ayudar a materializar vestidos tan bonitos como el realizado por Lourdes Montes y Rocío Terry”, apunta Nieves Rey, directora de comunicación corporativa y marketing de Ecoembes.

Un diseño sin artificios con un potente mensaje medioambiental

Reflejos by Ecoembes es un diseño blanco enterizo con cuatro volantes que terminan con una tira bordada en color blanco y manga larga hasta la muñeca con acabado también en volantes. Un traje carente de artificios que recuerda a los diseños de la década de los 70.

Para su elaboración, Lourdes Montes y Rocío Terry se inspiraron en el cuadro Reflejos de una fuente, de Joaquín Sorolla, una pintura en la que sobre las aguas tranquilas de un estanque del Alcázar de Sevilla se refleja la arquitectura del monumento. La luz, el viento, el movimiento de los tejidos y la naturalidad que el pintor recrea en su obra sirvieron a las diseñadoras para ponerse al frente de un gran reto creativo e impregnar de tendencia y actualidad el diseño.

En cuanto a los tejidos, son hilados de poliéster reciclado de excelente calidad y alto rendimiento. Por otro lado, cabe destacar que se tratan de una tela que ofrece múltiples posibilidades en cuanto al diseño y la creatividad. Aunque el respeto por el medio ambiente es su principal valor añadido, además es transpirable y ofrece protección contra los rayos UV -lo que además de proteger la piel de la persona que la lleva, prolonga la vida de la prenda-. Todas estas características facilitan la movilidad en los días de Feria, generalmente marcados por el baile y las altas temperaturas.