Al término de la sesión de investidura de este viernes, y tras la intervención de los diferentes grupos parlamentarios, se ha procedido a la votación cuyo resultado ha sido 170 votos a favor de la investidura de Mariano Rajoy a la Presidencia del Gobierno y 180 en contra.

– Antes de celebrarse la segunda votación, Mariano Rajoy ha vuelto a pedir la confianza de la Cámara, particularmente la del Grupo Socialista, al que ha ofrecido que se sume al entendimiento alcanzado con los grupos de Ciudadanos y Coalición Canaria y de  Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias y Partido Aragonés -con estos tres últimos el Partido Popular compareció en coalición a las elecciones-, que suman 170 diputados.

02092016-INVESTIDURA03El candidato a la Presidencia ha afirmado que ofrece a los socialistas “un acuerdo que no es rígido, sino abierto a sugerencias y modificaciones” y grandes pactos de Estado en asuntos como la financiación autonómica, pensiones, educación y violencia de género entre otros. “Si no quiere nada de eso, si desea situarse al margen de todo, permita al menos que en España se forme un Gobierno”, ha dicho.

Al igual que hizo en el discurso de investidura del pasado 30 de agosto, Rajoy ha reiterado que España necesita un Gobierno con urgencia, de amplia base parlamentaria, porque estamos viviendo una situación excepcional y existen unos compromisos inaplazables que reclaman respuestas coherentes de todos los grupos: “Confío en que podamos reflexionar todos sobre las consecuencias de nuestras decisiones”.

En este punto, el presidente en funciones y candidato a la reelección ha subrayado que es responsabilidad de todos evitar que se repitan las elecciones: “Las urnas del próximo diciembre no podrán reparar la carencia de Presupuestos, ni los incumplimientos con Europa, ni la financiación de las Comunidades Autónomas, ni el daño a nuestras perspectivas de crecimiento y empleo. El no gobierno tiene coste. Pasará una alta factura y tendremos que pagarla entre todos“.

“España necesita una solución rápida, que salga al paso de los desafíos inmediatos, y sepa aprovechar las buenas perspectivas que todavía nos ofrecen los próximos años”, ha concluido Rajoy.

​Según establece la Constitución Española en su artículo 99.5 y el Reglamento del Congreso en el 172 .2, si transcurridos dos meses, a partir de la primera votación de investidura (día 31 de agosto), ningún candidato obtiene la confianza de la Cámara, se convocarán automáticamente nuevas elecciones.