“La solidaridad debe ir acompañada de responsabilidad”

 – En una entrevista en Telecinco, el presidente del Ejecutivo ha señalado que, tras el referéndum del pasado domingo, “ahora le toca mover ficha al Gobierno griego” y que los socios comunitarios “siguen dispuestos a apoyar a Grecia”. Asimismo, ha asegurado que, gracias a las reformas estructurales realizadas en España, esta situación “nos va a afectar muchísimo menos”.

 

Mariano Rajoy ha recordado que, tras el referéndum del pasado domingo en Grecia, “los problemas siguen ahí”: el país heleno sigue sin liquidez, continúa sin financiación y ni crece ni crea empleo. Por tanto, la única opción es “acelerar las cosas, fijar con claridad cómo debe negociarse” porque “no podemos continuar así”, ha dicho.

060715EntrevistaRajoy3En su opinión, el triunfo del no en la consulta griega “no es bueno ni para los griegos, ni para Grecia, ni para Europa”. A pesar de todo,  la UE sigue dispuesta a ayudar al país heleno, si bien “Grecia y su Gobierno tienen que cumplir las reglas y los procedimientos que se ha dado la UE porque si no, es imposible que el euro pueda funcionar”.

El presidente del Gobierno ha recordado que la deuda de Grecia asciende al 90% de su Producto Interior Bruto (PIB). Además, el país heleno ya ha recibido de los socios europeos más de 200.000 millones de euros: un préstamo con un período de carencia de 30 años y con unos intereses muy bajos. Ha agregado que ya hubo una quita de la deuda griega con sus acreedores privados del 50% y que, en estos momentos, nadie presta dinero al país heleno,  por lo que “Grecia vive de la solidaridad europea”.

 

En este sentido, ha añadido que ahora le toca a Grecia “mover ficha” y desarrollar las reformas necesarias para crecer y crear empleo: “El Gobierno griego tiene que hacer una propuesta, nosotros la tenemos que ver, pero la clave es que el Gobierno griego, que sabe que puede haber solidaridad, tiene también que cumplir con sus obligaciones”. Según ha explicado Rajoy, “solidaridad debe ir acompañada de responsabilidad”.

El jefe del Ejecutivo ha aclarado que la decisión no se toma solo en Grecia, sino que “es una decisión del conjunto de la Unión Europea”. En su opinión, Alexis Tsipras debería, en primer lugar, “negociar rápidamente porque esta situación de impás es muy negativa para todos” y, después, “cumplir los compromisos” como ya hicieron Portugal o Irlanda.

Sobre la cuestionada austeridad, Rajoy ha explicado que es necesario crecer y crear empleo “para poder ser libre y poder hacer sus propias políticas”. Todo es negociable, ha señalado el presidente, “pero Grecia debe aspirar a ser un país serio y a ser un país libre”.

Sobre España, el presidente del Gobierno ha asegurado que, gracias a las reformas estructurales que se han llevado a cabo en los últimos tres años, la situación de Grecia “nos va a afectar muchísimo menos”. También ha asegurado que el euro “va a permanecer” y que España, “a pesar de lo que pueda ocurrir en Grecia, va a seguir siendo parte fundamental” de la moneda única.