El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una comparecencia conjunta con el primer ministro británico, David Cameron, ha explicado que el asilo y la inmigración han figurado entre los temas principales de la reunión, la segunda que han celebrado en La Moncloa.

040915_rajoycameron13Rajoy ha subrayado que más del 10% de las personas que trabajan en España son extranjeros -sin contar a las que tienen doble nacionalidad- y que la inmensa mayoría de ellas se han integrado y contribuyen al progreso del país. “Por tanto, sabemos lo que es este asunto”, ha dicho.

El presidente ha añadido que en este ámbito España ha sufrido también “situaciones y momentos trágicos, como los que estamos viendo ahora en el conjunto de la Unión Europea”, con imágenes “que conmueven a cualquier ser humano y que nos obligan a tomar decisiones y hacerlo con la mayor eficacia posible”. A su juicio, este es el reto más importante al que se va a enfrentar Europa en los próximos años.

Respecto al asilo, ha asegurado que “Europa no puede renunciar de ninguna de las maneras a dar asilo a aquellas personas que tengan derecho al mismo conforme al derecho internacional”, ya que eso forma parte de “nuestro acervo como europeos” y es “un deber moral”. La postura de España en este terreno va a ser “constructiva y positiva, y a todas aquellas personas que pidan asilo y tengan derecho se les va a atender, y colaboraremos con el resto de los países de la Unión Europea en resolver este problema”, ha manifestado.

Rajoy ha distinguido el asilo de la inmigración irregular por razones económicas, en el que con frecuencia están implicadas las mafias que trafican con personas. El tratamiento de este fenómeno, ha indicado, “tiene que ser global, y la Unión Europea tiene que tomar decisiones”. Esa respuesta debe incluir, ha detallado, un plan de cooperación económica con los países de origen y tránsito, la lucha contra las mafias y un programa de retorno como el que tiene España con varios países. La meta, ha apuntado, es que la inmigración sea voluntaria y legal y “nunca se haga por desesperación”.

El jefe del Ejecutivo también se ha referido a la creación de una Comisión Interministerial, “con el objetivo de tratar con un enfoque global y de conjunto la problemática del asilo y de la inmigración”, y a la convocatoria de la Comisión de Emigraciones para buscar una postura común de cara a la reunión de los ministros de Justicia e Interior de la UE el próximo 14 de septiembre.

Preguntado por los periodistas acerca del número de refugiados que va a acoger España, Mariano Rajoy ha destacado que las peticiones de asilo se están triplicando, que “hay muchas personas sirias que ya tienen concedido o están en trámite de que se les conceda el derecho de asilo en nuestro país” y que “cumpliremos nuestros compromisos con la Unión Europea”.

En la reunión del Consejo de Justicia e Interior de la UE del 14 de septiembre “sabremos exactamente qué es lo que se nos demanda”, ha agregado Rajoy, quien ha reiterado que  “España, y entiendo que ningún país de la Unión Europea, le va a negar, por lo que significa el derecho de asilo, el derecho de asilo a nadie; no lo hemos hecho antes y no lo vamos a hacer ahora”.
En opinión del jefe del Ejecutivo, en este campo “tenemos un problema ahora muy grave con Siria, pero si fuéramos capaces de arreglar la situación en Siria, que es a donde hay que ir, no hubiéramos tenido este problema”.