El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha informado a los líderes de los principales partidos políticos de que el Consejo de Ministros del próximo viernes, día 29 de julio, aprobará un acuerdo por el que se autoriza a la Abogacía General del Estado a presentar ante el Tribunal Constitucional un incidente de ejecución de sentencia contra la resolución que ha aprobado hoy el Parlamento de Cataluña.

​En la misma se señala que “El pueblo de Cataluña tiene legitimidad para comenzar un proceso constituyente propio que constará de tres fases: una primera de proceso participativo, una segunda fase de desconexión con el Estado y convocatoria de elecciones constituyentes que conformarán una Asamblea Constituyente, que redactará un proyecto de constitución. En una tercera fase será ratificada a nivel popular por medio de referéndum”.

El Gobierno entiende que la mencionada resolución del Parlamento catalán vulnera radicalmente la Sentencia del Tribunal Constitucional del 2 de diciembre de 2015, que declaró inconstitucional y nula la “Resolución 1/XI del Parlamento de Cataluña sobre el inicio del llamado “proceso de desconexión’, aprobada el 9 de noviembre de 2015, así como el reciente Auto del Tribunal Constitucional del 19 de julio de 2016, en el que se advierte “a los poderes implicados y a sus titulares, especialmente a la Mesa del Parlamento, bajo su responsabilidad, de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir los mandatos enunciados”.

En su reunión de esta mañana, la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios celebrada en el Complejo de La Moncloa ha estudiado este asunto y ha acordado remitirlo al próximo Consejo de Ministros para su aprobación.