El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha adelantado en Teruel que el 100% de los núcleos de población españoles contarán en 2021 con acceso a Internet de al menos 300 megabits por segundo, gracias a una inversión de 525 millones de euros. El objetivo, ha señalado, es situar a España “a la cabeza mundial en disponibilidad de infraestructura digital”.

En la presentación del Plan para la Extensión de la Banda Ancha, Rajoy ha manifestado que España es un país que crece, mejora en calidad de vida y se moderniza, pero ahora debe dar un salto para convertirse en un referente ante los retos del futuro, “que no se entienden sin la revolución digital en la que estamos inmersos”. La digitalización, ha afirmado, debe estar en el centro del debate político y es una prioridad del Gobierno, que quiere que “España sea protagonista y beneficiaria de la revolución digital” y que sus ventajas “lleguen a todos”.

España, ha explicado Rajoy, ya dispone de una de las mejores redes fijas del mundo: las redes de alta capacidad cubren al 76% de la población, más que la suma de Alemania, Reino Unido e Italia. “Pero cubrir la población no significa cubrir el territorio, y precisamente es el territorio menos poblado el que se puede beneficiar más de los avances tecnológicos”, ya que estos mejoran las oportunidades y “reducen las barreras de la lejanía y la dispersión”, ha argumentado.