En Badajoz, durante la firma del Protocolo entre Extremadura y la Administración General del Estado para el reconocimiento de la colaboración en materia ferroviaria y aérea, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado la importancia de llegar a “un entendimiento” entre todas las fuerzas políticas en dos asuntos capitales: el modelo de financiación autonómica y el reparto del agua.

Después ensalzar la riqueza natural y el importante patrimonio histórico y patrimonial de Extremadura, Mariano Rajoy ha asegurado que esta comunidad autónoma “se proyecta en el futuro” cada vez con “más oportunidades”, una vez superada “una lamentable etapa de crisis y desesperanza que tenía en el paro su pero expresión”. “Como el motor de España está otra vez en marcha”, ha afirmado Rajoy, es hora de recuperar “las prioridades” y una “fundamental” es “el bienestar de las personas”.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha anunciado que el final de las obras del tren de alta velocidad entre Badajoz y Plasencia, prevista para finales de 2019, se adelantan al verano de ese año. En su opinión, acelerar esta conexión “es la mejor muestra del compromiso con los extremeños”.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha explicado que esta conexión, en la que se están produciendo avances “muy importantes”, se ejecuta en tres tramos. El primero, Madrid-Oropesa (el Ministerio de Fomento acaba de adjudicar el estudio informativo del proyecto, que cuenta con una inversión estimada de más de 1.100 millones de euros).

Según ha agregado Rajoy, el segundo tramo es el comprendido entre Talayuela y Plasencia, ya en suelo extremeño. Avanza en diferentes subtramos y se estima una inversión de casi 900 millones de euros.

El tercer y último tramo es el que recorre Plasencia-Cáceres-Badajoz (hasta la frontera con Portugal). Mariano Rajoy ha destacado que este proyecto está muy desarrollado, puesto que “se han finalizado las obras de plataforma en ocho tramos y se encuentran en ejecución quince contratos”.

Asimismo, el presidente Rajoy ha apuntado que “la inversión estimada para la actuación completa del tramo Plasencia-Mérida-Badajoz asciende a casi 1.500 millones de euros, de los que ya se ha ejecutado el 66%”.

Mariano Rajoy ha subrayado que estas nuevas infraestructuras acortarán de forma significativa la duración de los trayectos -hasta dos horas en el viaje Madrid-Badajoz-. Según ha añadido, esta “es la mejor forma de seguir apostando por nuestra tierra, por su crecimiento y por su conexión con el futuro”.

Mariano Rajoy también ha hablado de la recuperación, el pasado jueves, del tren Talgo diario que une Badajoz con Madrid y que ha tenido una “gran acogida” por parte de los usuarios, ya que en estos días se han vendido más de 2.570 billetes.

Por lo que se refiere a las conexiones por avión, el jefe del Ejecutivo ha destacado la firma del Convenio por el que se declaran Obligaciones de Servicio Público en las rutas aéreas Badajoz-Madrid y Badajoz-Barcelona.

En este sentido, ha explicado que, a partir de ahora, se establecen once vuelos al día de ida y vuelta entre Badajoz y Madrid y cuatro vuelos semanales de ida y vuelta entre Badajoz y Barcelona.

Rajoy ha subrayado que este Convenio permitirá aumentar la capacidad de asientos en estas rutas (más de un 115% con Madrid y un 20% con Barcelona), además de limitar las tarifas máximas aplicables a los usuarios.