El 2 de abril se celebra el Día Mundial del Autismo, que afecta a unos 50.000 niños en edad escolar y más 450.000 personas

“El 2 de abril de 2015 a mi hijo le faltaban tres meses para cumplir los tres años. No hablaba. No respondía a su nombre. No decía adiós con la mano ni señalaba con el dedo”. Así relata Clara Hernández, trabajadora de Quirónsalud Málaga, cómo descubrió que su hijo tenía autismo y comenzó una dura batalla repleta de obstáculos, a la que se sumó su hija, también con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

Cada año, desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas instaurase en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, el movimiento asociativo del autismo en España, en coordinación con Autismo Europa, pone en marcha una campaña de concienciación con el objetivo de promover una imagen real y positiva de las personas con trastorno del espectro del autismo que contribuya a visibilizar su realidad y necesidades, así como su talento y sus capacidades.

“El autismo no se cura, pero mejora”. Cada persona con autismo vive una lucha silenciosa que la sociedad desconoce. Ese es uno de los motivos que encumbra el Día Mundial de Concienciación del Autismo ante la necesidad manifiesta de “más información, investigación, implicación de poderes públicos y respeto hacia la diversidad”. Y es que, como advierte Clara, que representa una familia con dos casos de los 50.000 niños en edad escolar y más 450.000 personas afectadas en total en España, “en función del grado de afectación (mis hijos tienen autismo de alto funcionamiento) y de los apoyos recibidos, pueden llegar a tener una vida relativamente normalizada. El único tratamiento contrastado científicamente consiste en una primera fase de atención temprana, que en España es hasta los 6 años. Después será necesaria terapia psicoeducativa, en la mayoría de los casos de por vida”.

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es un trastorno de origen neurobiológico que se manifiesta y diagnostica en la primera infancia, que afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

El autismo se caracteriza principalmente por peculiaridades en la esfera de la interacción social y dificultades en situaciones comunicativas comunes, modos de aprendizaje atípicos, especial interés por ciertos temas, predisposición a actividades rutinarias y particularidades en el procesamiento de la información sensorial.

Un apoyo y un entorno adecuado y la aceptación de esta variación neurológica permiten a aquellos que presentan trastornos del espectro autístico disfrutar de las mismas oportunidades y participar de manera plena y eficaz en la sociedad.

 

Iniciativas Día Mundial del Autismo #QuirónsaludAzulInfinito

En el marco del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, el movimiento asociativo del autismo promueve iniciativas como la iluminación azul de edificios y monumentos o el movimiento en redes sociales, con mensajes de apoyo y el uso del símbolo de infinito, por una sociedad inclusiva para las personas con autismo.

Así, los empleados de los Hospitales Quirónsalud Málaga y Marbella se unen al día conmemorativo con una campaña pintando de “azul infinito” sus fotos en redes sociales. Súmate compartiendo el día 2 de abril alguna foto con filtro azul y el símbolo infinito (∞) con los hashtags #QuirónsaludAzulInfinito #DíaMundialAutismo.

Este 2019 el lema elegido para la campaña de la Confederación Autismo España es “I ∞ autismo. Una dinámica nueva para el autismo”, para promover cambios positivos en varias áreas de la vida de las personas con autismo, con objetivos concretos como aumentar la concienciación social y promover un mejor conocimiento.