Cada domingo, en “A vivir que son dos días” de la Cadena Ser, en la original sección ¿Qué tendrá que ver?, Rafa Panadero relaciona musicalmente a dos personajes de actualidad que, aparentemente, no tienen nada que ver entre sí. La misma desconexión puede parecer desprenderse del título de este artículo, pero vamos a intentarlo. Atribuyen a Einstein la frase: “locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos”.

 

Álvaro-VioquePues bien, acaba de publicarse el informe de la OCDE “Education Policy Outlook 2015: Making Reforms Happen” que no deja al sistema educativo español muy bien parado, más si cabe cuando resulta que de los nueve indicadores que selecciona el informe para comparar  a España y resto de países con la media de la OCDE (*1), en seis de ellos estamos por debajo de la media. Y uno de ellos es significativo: “Principals engaging teachers in a culture of improvement” (Pisa 2012)

 

Chris Watkins, en 2010 en su investigación “Aprendizaje, rendimiento y mejora” (*2) demostraba que una educación orientada al aprendizaje (enseñar a los alumnos y transmitirles que lo crucial es aprender a aprender) en lugar de al rendimiento (aprender a aprobar) mejora: la motivación, el desarrollo y los resultados de los estudiantes.

 

¿Cuál es el factor clave en la transformación de “aprender a aprobar” a “aprender a aprender”? Sin duda el docente, y de la observación de la realidad se concluye que en las clases en las que la estrategia educativa del profesor está basada en una orientación al aprendizaje para sus alumnos: los trabajos generan participación de todos y se promueve la participación por igual, se trabaja en grupos, en parejas, mucho más que individualmente, la clase está comprometida en autogenerar sus reglas y hay una gran libertad en las maneras de trabajar. Por otro lado en una clase orientada al aprendizaje el feed back positivo es creíble y formativo, el mensaje subyacente enfatiza que lo importante es la mejora continua, los compañeros buscan y se ayudan unos a otros, el prestigio en la clase no está ligado exclusivamente a las notas en los exámenes. Seguramente a los miles de docentes comprometidos con la enseñanza no les hacía falta esperar al 2010 para sacar unas conclusiones a las que su práctica diaria les lleva sin ninguna duda. Sin embargo, precisamente porque el día a día les consume, estamos obligados a proporcionarles las herramientas y lo que es más importante los conocimientos, el entrenamiento que les facilite poner a disposición de esas estrategias de enseñanza y aprendizaje que se demuestran exitosas para los alumnos aquellas herramientas.

 

Y aquí es donde entran en juego las Competencias Digitales Docentes (CDD).

Como dice la prestigiosa consultora Boston Consulting Group (*3), “efectivamente es crítico entrenar a los profesores en el uso de las tecnologías educativas y los recursos digitales. Pero esta formación es en muchos casos inadecuada. Gran parte del desarrollo profesional y entrenamiento se ha centrado en cómo operar la tecnología -la trampa del hardware-  en lugar de explorar y explicar cómo puede y debe transformar la educación”.

 

¿Cómo evitar la trampa del hardware? El desarrollo de las Competencias Digitales Docentes apunta a transformar, a facilitar a los docentes y a sus alumnos el aprovechar plenamente la tecnología y que esta se integre de forma eficaz en el aula y no dejar escapar las oportunidades sin precedentes que estos nuevos medios ofrecen para la colaboración, la creación de contenidos, la resolución de problemas y en definitiva para la mejora de la calidad de la educación.

 

En Aonia Nueva Educación (www.aonia.es), para no caer en lo que Einstein define como locura hemos diseñado un innovador programa de desarrollo de las Competencias Digitales Docentes que, en línea con nuestra misión, estamos seguros (y así lo dicen nuestros clientes) que ayuda a los profesores y a sus centros a mejorar la experiencia de enseñanza y aprendizaje de sus alumnos (nuestros hijos, nuestros nietos), que en definitiva son los dueños del futuro que nos espera y a quienes nos debemos.

 

¡¡¡Hagamos cosas diferentes si queremos conseguir resultados distintos!!!

 

Álvaro Vioque | @AlvaroVioqueG

Colaborador académico de ESADE, Socio de Aonia Nueva Educación

*(1)Figure 12.29. Selected indicators compared with the average:
Spain EDUCATION POLICY OUTLOOK 2015: MAKING REFORMS HAPPEN © OECD 2015
*(2)Research Matters “Learning, Performance and Improvement INSI (International Network for School Improvement” Summer 2010 www.ioe.ac.uk/insi
*(3) Unleashing the potential of technology in education – Report- The Boston Consulting Group August 2011