El Papa Francisco, que se asomó a medio día desde la logia central de la Basílica de San Pedro, en el mensaje pascual “Urbi et Orbi” hizo un llamamiento por Tierra Santa, Yemen, Sudán del Sur, Ucrania, Venezuela y por las negociaciones en Corea

 – Hay que detener «inmediatamente» el «exterminio que se está llevando a cabo en Siria», pidió Francisco en el mensaje pascual. “Que la luz de Cristo resucitado ilumine en esta Pascua las conciencias de todos los responsables políticos y militares, para que se ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo, se respete el derecho humanitario y se proceda a facilitar el acceso a las ayudas que estos hermanos y hermanas nuestros necesitan urgentemente, asegurando al mismo tiempo las condiciones adecuadas para el regreso de los desplazados”, dijo.

Francisco también pidió frutos de reconciliación para la Tierra Santa, «que en estos días también está siendo golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos», dijo refiriéndose a los manifestantes palestinos que fallecieron en Gaza, «para Yemen y para todo el Oriente Próximo, para que el diálogo y el respeto mutuo prevalezcan sobre las divisiones y la violencia». El Papa expresó su deseo de que los cristianos, que «sufren frecuentemente abusos y persecuciones», sean «testigos luminosos» de «la victoria del bien sobre el mal».

Bergoglio suplicó también «frutos de esperanza» para las regiones africanas «que sufren por el hambre, por conflictos endémicos y el terrorismo, en particular nombró a Sudán del Sur y  la atormentada República Democrática del Congo.

E imploró «frutos de diálogo» para la península coreana, esperando que las negociaciones en curso «promuevan la armonía y la pacificación de la región».

Francisco también pidió frutos de paz para Ucrania, para que haya «pasos en favor de la concordia y se faciliten las iniciativas humanitarias que necesita la población».

También suplicó frutos de consuelo «para el pueblo venezolano», para que pueda encontrar «la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime.