El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió este miércoles en el Kremlin al presidente de China, Xi Jinping, quien realiza su primera visita de Estado a Rusia desde que fuera reelegido líder del gigante asiático.

Los mandatarios lanzaron una contraofensiva en respuesta a la guerra comercial declarada por Estados Unidos al gigante asiático, al anunciar medidas para hacer frente a las restricciones a las exportaciones, en particular de altas tecnologías.

“Las partes se proponen contrarrestar la imposición de restricciones infundadas al acceso a los mercados de productos de tecnologías de la información con la excusa de garantizar la seguridad nacional, así como a la exportación de productos de altas tecnologías”, señala la declaración conjunta emitida al término de las negociaciones entre Putin y Xi en el Kremlin.

Al término del encuentro, ambos mandatarios firmaron un comunicado donde hacen un llamado al diálogo político para el arreglo de la crisis en Venezuela y rechazaron una posible intervención militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Xi viajará a San Petersburgo, donde será invitado de honor del Foro Económico Internacional, que reúne a dirigentes y representantes de unas 1.800 empresas rusas y extranjeras de unos 75 países, y que fue boicoteado por Estados Unidos. Además de firmar una treintena de acuerdos comerciales, Xi entregará dos pandas gigantes al zoológico de la capital rusa.