Centenares de hondureños protestaron el domingo contra el presidente Juan Orlando Hernández, al que acusan de ser un “narcodictador”.