Más de 5.600 bomberos luchan este lunes por undécimo día consecutivo contra las llamas en el gigantesco y mortífero incendio que quema el norte de California (EE. UU.), a la espera de que se cumplan los pronósticos que vaticinan para este miércoles las primeras lluvias desde hace meses.