Hernández y  su esposa dieron positivo en la prueba de COVID-19, según informó el mismo mandatario en cadena de radio y televisión. Hernández añadió que continuará con sus labores por medio de teletrabajo en el Hospital Militar de Tegucigalpa.

En un comunicado, la Presidencia de Honduras dijo que Hernández “mantuvo en todo momento las medidas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias, sin embargo por la naturaleza de su trabajo no fue posible permanecer en aislamiento total, expuesto al riesgo del contagio”.