Debido a una demanda más firme y un dólar estadounidense más débil

Los precios mundiales de los alimentos subieron por tercer mes consecutivo en agosto, debido a  una demanda más firme y un dólar estadounidense más débil, informó este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El índice de precios de los alimentos de la FAO, que rastrea los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados, promedió 96,1 puntos en agosto, un 2% más que el mes anterior y el nivel más alto desde febrero de 2020.

El precio de los cereales, el sorgo, el maíz y el arroz aumentaron por diferentes factores, desde la fuerte demanda de importaciones de China y daños en las cosechas en Estados Unidos, hasta disponibilidades estacionales reducidas en África.

La FAO también rebajó su pronóstico acerca de la producción mundial de cereales en 2020 en 25 millones de toneladas en comparación con la previsión de julio, debido principalmente a las expectativas de un descenso de la producción de maíz en los Estados Unidos de América. Sin embargo, pese a esta disminución, ese resultado seguiría representando un máximo histórico, superior en 58 millones de toneladas a la producción de 2019.