Portugal ha declarado el estado de emergencia desde la pasada medianoche y hasta el próximo 2 de abril por la crisis del coronavirus. El Primer Ministro portugués, Antonio Costa, ha asegurado que solo se permite salir para trabajar, comprar o cuidar a un familiar.

El estado de emergencia nacional supone las limitaciones del derecho de desplazamiento, la circulación internacional, el derecho de reunión y manifestación y el derecho a la huelga.

El país luso cuenta con casi 800 casos confirmados.