El paro amenaza con dejar sin combustible las gasolineras

Portugal afronta desde este lunes y por tiempo indefinido una nueva huelga de los transportistas de mercancías peligrosas que tendrá efectos sobre el abastecimiento de combustible.

El paro llega en medio de las vacaciones de verano y cuatro meses después de la anterior huelga en el sector, que provocó problemas de abastecimiento en los aeropuertos y el transporte público y dejó gasolineras secas por todo el país.

Tras meses de infructuosas negociaciones, las organizaciones convocantes -el Sindicato Nacional de Transportistas de Mercancías Peligrosas y el Sindicato Independiente de los Transportistas de Mercancías- decidieron este sábado en sendos plenos mantener el paro.

Los sindicatos exigen que la patronal del sector, Antram, cumpla el acuerdo firmado tras el anterior paro, que reconoce aumentos salariales para los transportistas.