05-31-2013campdadaab

Campamento de Dadaab. Foto: OIM-ACNURIOM/UNHCR/Brendan Bannon

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) informó este jueves que debido a la falta de fondos reducirá las raciones de comida que entrega a cerca de medio millón de refugiados que viven en los campamentos de Dadaab y Kakuma, al norte de Kenya.

El organismo de Naciones Unidas indicó que a partir del próximo lunes, los refugiados, muchos de ellos originarios de Somalia y Sudán del Sur, recibirán un 30% menos de su dieta diaria.

Challiss McDonough, portavoz del PMA en Kenya, dijo que éste es el segundo recorte en seis meses y consideró la situación como extremadamente seria.

“Si no redujéramos las raciones ahora, nos quedaríamos prácticamente sin comida a partir de agosto. Por ello estamos estirando nuestras limitadas existencias mientras nos movilizamos para tratar de conseguir nuevos recursos”, dijo la portavoz.

Por su parte, el director en funciones del PMA en Kenya, Thomas Hansson, señaló que espera que el recorte sea temporal y llamó a la solidaridad internacional para recaudar los 39,4 millones de dólares necesarios para cubrir el déficit de alimentos en ese país hasta enero del año próximo.

El PMA distribuye en Kenya 9.300 toneladas de víveres cada mes, a un costo de 9,6 millones de dólares. Cada dos semanas los refugiados reciben un paquete con alimentos que contienen 2.100 calorías por día. A partir del lunes próximo recibirán una dieta que equivale a 1.520 calorías diarias.