La empresa española ubicada en el parque científico de Elche, PLD Space, ha conseguido el primer contrato en España para probar sistemas de propulsión líquida europeos en sus instalaciones del aeropuerto de Teruel. La empresa ilicitana probará motores cohete desarrollados por la agencia espacial alemana DLR.

PDLSPACEEste contrato ha sido canalizado a través de la Comisión Europea y servirá para ensayar una nueva tipología de motor cohete de combustible líquido. Esta tecnología está basada en la producción de sistemas propulsivos de coste reducido para cargas de bajo peso, aplicando nuevas tecnologías de fabricación y empleando, por primera vez en la historia de la aeronáutica, materiales de fibra de carbono para las cámaras de combustión de los motores cohete.

“Es algo novedoso y único en nuestro país. Por primera vez una empresa española ha logrado un contrato para ensayar motores cohete de combustible líquido. Y además en territorio español, en Teruel, y para una institución puntera como es DLR”, comenta Raúl Torres, director ejecutivo y responsable aeroespacial de la compañía PLD Space.

Las pruebas que realizará PLD Space para el Centro Alemán para Aviación y Vuelos Espaciales (DLR) forman parte de un proyecto europeo en que hay implicadas un total de 13 empresas del sector europeo. Además, el hecho de que sea un proyecto comunitario, “añade más fortaleza a nuestra empresa”, añade Torres, “ya que del total de empresas implicadas sólo dos son españolas y una PLD Space”, concluye.

El proyecto, además, estudiará tecnologías de “bajo coste” y más versátiles para el desarrollo de un cohete que pueda poner satélites en órbita en el rango de los 10 a 25 kilogramos de peso. El proyecto se llama SMILE.

Las instalaciones de PLD Space para probar motores cohete, así como su conocimiento en motores cohete ha hecho que la empresa llegue a ser un referente europeo en el ámbito de la propulsión, y este primer contrato es buena prueba de ello.