El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, declaró persona no grata y expulsó a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, dándole 72 horas para dejar el país tras nuevas sanciones del bloque contra funcionarios venezolanos.

 “Hoy por decisión del presidente Nicolás Maduro le hemos entregado en sus manos a la señora Isabel Brilhante (…) la declaratoria como persona non grata”, dijo Arreaza en una declaración ante la prensa tras una reunión con la diplomática en Caracas. “Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano”.

El canciller sostuvo un encuentro privado con Brilhante que duró cerca de una hora y que sirvió para, dijo, explicarle “el irrespeto a la Constitución” que suponen las sanciones europeas contra altas autoridades de Venezuela. “Hemos llamado la atención (de la UE) ojalá que haya una evaluación sosegada (…) que hagan un proceso de análisis reflexivo, que puedan deponer esas actitudes injerencistas y prepotentes”, prosiguió el canciller. 

Por su parte, la Unión Europea pidió al Gobierno venezolano que “revierta” su decisión. “La UE lamenta profundamente esta decisión, que no hará más que aislar a Venezuela internacionalmente. Pedimos que se revierta esta decisión”, dijo a la agencia de noticias EFE la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Nabila Massrali.