La APEC estaba prevista en Santiago entre el 11 y el 17 de noviembre próximos, y la conferencia contra el cambio climático COP25 a comienzos de diciembre

El Gobierno de Chile anunció el miércoles que desistirá de ser el anfitrión de la cumbre de los países del Asia Pacífico (APEC) y de un encuentro global sobre el clima patrocinado por Naciones Unidas (COP-25), debido a la reciente ola de 13 días de protestas contra la desigualdad social que han sacudido al país.

El mandatario chileno, Sebastián Piñera, aseguró que la medida se toma para poder priorizar las soluciones a las demandas sociales que se han producido en el país sudamericano: “Esta es una decisión muy difícil, que nos ha causado mucho dolor”, dijo el mandatario, según cita el diario chileno La Tercera. “Un Presidente siempre tiene que poner por delante a sus propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración”, agregó.

Además, señaló que se impulsará un amplio y profundo proceso de diálogo en todo Chile y una instancia de conversación y acuerdos con las distintas fuerzas políticas para lograr los acuerdos necesarios en el Congreso para aprobar las leyes que le van a dar vida a la Nueva Agenda Social.

El Mandatario también ratificó su compromiso con los objetivos de APEC, para impulsar el libre comercio, y COP 25, como transformar a Chile en un país carbono neutral, proteger los océanos y los bosques.

Sobre la principal cumbre climática mundial, el Presidente Piñera se contactó con el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien comprendió y apoyó la decisión tomada por el Gobierno, además de ratificar que Chile seguirá presidiendo COP hasta que Reino Unido encabece el encuentro en 2020.

Estaba previsto que la cumbre de la APEC reuniera a una veintena de líderes mundiales, entre ellos el presidente estadounidense Donald Trump y el de China Xi Jinping, el 16 y 17 de noviembre. El programa de la COP-25 consideraba actividades entre el 2 y el 13 de diciembre.