Expansión más débil desde 1990

La economía china alcanzó en 2019 los de 99,08 billones de yuanes, lo que supone un crecimiento interanual del 6,1%, cifra está dentro del objetivo anual del Gobierno de entre el 6 y el 6,5%, según la Oficina Nacional de Estadística de China.

Sin embargo este crecimiento supone un retroceso de un 0,5% respecto al 2018 -cuando el PIB se situó en el 6,6%- y marca un nuevo mínimo para la economía china desde 1990.

“La economía nacional en 2019 ha mantenido el impulso general estable de progreso. Sin embargo, también debemos ser conscientes de que el crecimiento económico y comercial mundial se está desacelerando, las fuentes de inestabilidad y los puntos de riesgo están aumentando, los problemas estructurales, sistemáticos y cíclicos en el hogar están entrelazados y la economía enfrenta una creciente presión a la baja“, ha señalado la oficina en un comunicado.