Han subido a 42 los fallecidos mientras los heridos son casi 1650 – Las autoridades temen que tras el rezo de los viernes las protestas arrecien

Decenas de manifestantes se concentraron este viernes (04.10.2019) en varios puntos de la capital iraquí para pedir más servicios básicos por cuarto día consecutivo, pese al toque de queda impuesto desde el jueves . El número de muertos en las protestas de los últimos cuatro días para pedir más servicios básicos se elevó, por la contabilización de víctimas hospitalarias, a 42, entre los que se cuentan tres miembros de las fuerzas de seguridad, y el de heridos a casi 1.650 (entre ellos, 359 efectivos de las fuerzas de seguridad).

El primer ministro iraquí instó el viernes a los manifestantes antigubernamentales a regresar a sus casas, diciendo que sus “legítimas demandas” han sido escuchadas y comparó las medidas de seguridad impuestas con una “amarga medicina” que debe ser tragada. Las fuerzas de seguridad habían utilizado fuego real para dispersar a los manifestantes. Docenas de manifestantes desafiaron su mensaje, reuniéndose poco antes del mediodía cerca de la plaza central de Tahrir en Bagdad. Muchos habían acampado en las calles durante la noche