El Gobierno estima que se logrará disminuir en un 30% el consumo del plástico de un solo uso en el país. También cobrará por el uso de bolsas de plástico.