Conlleva un toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 en toda España

El Gobierno ha decretado este domingo un nuevo estado de alarma que pretende prolongar hasta el 9 de mayo con el objetivo de dar cobertura legal a las restricciones para frenar los contagios de coronavirus, según ha anunciado el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario.

Este decreto conlleva un toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 en toda España excepto en Canarias, con un margen de una hora que puede determinar cada comunidad autónoma. La normativa contempla una serie de excepciones para esta restricción de la movilidad, como es el caso del cumplimento de obligaciones laborales, la adquisición de medicamentos y productos de primera necesidad, la asistencia a centros sanitarios o veterinarios de urgencia, el retorno a la residencia habitual, el cuidado de mayores, menores y dependientes y otras de fuerza mayor.

También corresponde a los Ejecutivos autonómicos decidir si limitan las entradas y salidas en sus territorios. Las reuniones serán de seis personas como máximo.