Los bancos deben blindarse con reservas de capital de mayor calidad y los bonus de los banqueros no deben exceder sus salarios anuales. Esta es la posición que votarán previsiblemente los eurodiputados este martes. La legislación propuesta, que fue acordada en febrero con el Consejo, se debate por la mañana en el pleno de la Eurocámara y se vota el mismo día, abriendo el camino al voto definitivo en el Consejo.

La legislación pretende aumentar la capacidad de los bancos para lidiar con pérdidas y evitar así que se repita la crisis actual. Por otra parte, limitar los bonus de los banqueros debería ayudar también a embridar riesgos excesivos y demasiado perjudiciales que, en ocasiones, toman los banqueros.

Un tercer pilar de la legislación se centra en la transparencia: los bancos deberán hacer públicos sus resultados financieros, los impuestos pagados y los subsidios recibidos, país por país.

Los Estados de la UE también tendrán que validar oficialmente estas medidas y permitir que entren en vigor el 1 de enero de 2014.