El independentismo no tiene cabida en Europa

El Parlamento Europeo, que representa a 450 millones de ciudadanos, ha rechazado hoy dos enmiendas en las que se defendía el derecho de autodeterminación. El texto decía que “todos los pueblos de la Unión tienen el derecho de libre determinación, en virtud del cual pueden establecer libremente su condición política y proveer libremente a su desarrollo económico, social y cultural”.

Una iniciativa que ha sido rechazada por 487 votos, 37 abstenciones y 170 votos a favor.

A favor han votado partidos como Bildu, PNV, Podemos y ERC, tres grupos políticos que en estos momentos son fundamentales para que el Gobierno Socialista de España apruebe los Presupuestos Generales del Estado. También ha tenido el respaldo de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, los tres fugados de la justicia española desde hace más de tres años. Parte del grupo de Identidad y Democracia, una agrupación en la que hay representantes de la Liga Norte Italiana o el Frente Nacional de Francia han dado su visto bueno a esta petición.