Al menos tres personas han muerto, entre ellos una española, por una fuerte explosión ocurrida este sábado en una panadería en el centro de París.

Según ha confirmado la Prefectura de Policía, dos de las víctimas son bomberos. La tercera víctima es una española, según ha confirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Además de los bomberos muertos, una decena personas se hallan “en urgencia absoluta” y otras 37 han resultado heridas leves. Entre los heridos breves también hay dos españoles, un hombre y una mujer, según han afirmado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

La deflagración, que tuvo lugar a las 9h10 de la mañana en el centro de París, redujo a escombros una panadería de la rue de Trevise, no muy lejos del teatro Folie Bergere, y causó importantes daños materiales en numerosos edificios de la zona.

Aunque todavía está en curso la investigación, todo apunta a que en el origen del drama se encuentra una fuga de gas, ya que los bomberos había recibido una llamada en este sentido y varios de ellos estaban operando en la zona.

Decenas de bomberos acudieron inmediatamente a la zona para intentar sofocar las llamas, sobre las que se alzaba una nube de humo visible desde gran parte de la ciudad. También estaban presentes numerosos policías, ya que las calles de París estaban tomadas por las fuerzas de seguridad debido a una nueva jornada de protesta de los “chalecos amarillos”.