Con motivo de la Navidad, un regalo del Papa Francisco a la ciudad de Roma. De hecho, se han donado 4.000 hisopos de diagnóstico Covid-19, recibidos por el Papa como regalo de Eslovaquia, que gracias a los esfuerzos de la Elemosineria Apostólica, en colaboración con el Instituto de Medicina Solidaria y el IFO San Gallicano, se utilizarán para facilitar el acceso al diagnóstico a las personas sin hogar de la capital, gracias a un acuerdo con Roma Capitale.

“Desde Medicina Solidale un sincero agradecimiento al Papa Francisco y al Cardenal Limosnero. Konrad Krajewski por todo lo que ha sido posible hacer gracias a ellos para proteger a los más vulnerables, incluyendo el diagnóstico de Covid, que ha hecho posible la recepción en instalaciones dedicadas a las personas que estaban en la calle” ha asegurado la asociación.