Atentado-Maratón-BostonPapa Francisco asegura su cercanía y pesar por el doble atentado perpetrado en Boston, invoca la paz de Dios sobre las víctimas y alienta a no dejarse vencer por el mal y a trabajar unidos por la paz en toda la sociedad. En el telegrama enviado enviado en su nombre por el Cardenal Secretario de Estado al Cardenal Sean O’Malley, Arzobispo de Boston, se lee:
“Profundamente entristecido por la noticia de la pérdida de vidas y las lesiones graves causadas por el acto de violencia perpetrado ayer por la tarde en Boston, Su Santidad el Papa Francisco desea que le asegure su solidaridad y cercanía en la oración. Ante esta tragedia sin sentido, Su Santidad invoca la paz de Dios sobre los fallecidos, su consuelo sobre los que sufren y su fortaleza sobre todos los que participan en el consuelo y ayuda a los afectados. En este momento de luto, el Santo Padre reza para que todos los bostonianos se unan con el anhelo de no dejarse vencer por el mal, sino combatiendo el mal con el bien (cfr. Rm 12,21) y trabajando juntos para construir una sociedad cada vez más justa, libre y segura para las generaciones venideras.”

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó hoy de “acto de terror” los atentados de Boston y solicitó la colaboración ciudadana en la investigación: “Lo que no sabemos es quién lo llevó a cabo, no sabemos si fue un grupo extranjero o interior, o si fue la acción de un individuo”.

El balance de víctimas por las explosiones que se han producido este lunes en el Maratón de Boston es de tres muertos y 176 heridos, 17 de ellos en estado crítico, según han informado las autoridades y las fuerzas de seguridad locales.