Francisco pidió que se alivien las sanciones internacionales

En su intervención ante la Asamblea General como jefe de Estado del Vaticano, en su discurso grabado, el Pontífice también lamentó la “erosión del multilateralismo” y el “clima de desconfianza” que impera en el mundo.

Ante la crisis del coronavirus, el Papa señala que podemos elegir entre dos caminos: “el que conduce al fortalecimiento del multilateralismo” o “al que da preferencia a las actitudes de autosuficiencia, nacionalismo, proteccionismo”, “dejando afuera los más pobres”.

“De una crisis no se sale igual. O salimos mejores o salimos peores. La pandemia nos ha mostrado que no podemos vivir sin el otro o peor aún, uno contra el otro”.

Llamamiento para garantizar la futura vacuna de COVID-19

En su extenso mensaje, Francisco ha tocado varias problemáticas que afligen actualmente a nuestro planeta y a la humanidad. La más reciente y notoria: la pandemia por COVID-19. El Papa asegura que “ha puesto de relieve la urgente necesidad de promover la salud pública y de realizar el derecho de toda persona a la atención médica básica”. Es por ello que renueva su llamado a los responsables políticos y al sector privado “a que tomen las medidas adecuadas para garantizar el acceso a las vacunas contra el COVID-19 y a las tecnologías esenciales necesarias para atender a los enfermos”. “Y si hay que privilegiar a alguien –ha puntualizado – que ése sea el más pobre, el más vulnerable, aquel que normalmente queda discriminado por no tener poder ni recursos económicos”.