El pan, de forma equivocada, suele eliminarse de la alimentación cuando se inicia una dieta de adelgazamiento. No debería ser así porque el pan es uno de los alimentos que componen la dieta mediterránea y se recomienda el consumo de una ración integral por comida.

Principales beneficios del pan:

•    Previene las enfermedades cardiovasculares: según el trabajo realizado por la bread-399286_640Universitat de Barcelona que se engloba dentro del Programa Consolider-Ingenio de Alimentos Funcionales, el pan integral tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en el organismo, lo que conlleva la mejora de la salud cardiovascular de las personas que lo toman dentro de una dieta equilibrada.

•    Favorece la buena digestión: el pan se encuentra dentro del grupo de cereales y destaca por su alto contenido en fibra, que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a tener una buena digestión, sobre todo en verano, cuando se tiende a llevar una vida sedentaria y menos activa, evitando así el estreñimiento.

•    Aconsejable en dietas para perder peso: aunque cuesta creerlo al principio, el pan no solo no engorda sino que además se recomienda su inclusión en dietas de adelgazamiento, según el estudio realizado por el Hospital Universitario La Paz llamado Comparación de la utilidad de dos dietas hipocalóricas equilibradas con inclusión versus exclusión de pan en el tratamiento de pacientes con sobrepeso y obesidad. A su vez, el pan integral cuenta con un poder saciante, por lo que ayuda incluso en la pérdida de peso al provocar una menor ingesta de otros alimentos.

•    Energía para nuestra vida diaria: el alto contenido en hidratos de carbono que tiene el pan es de gran ayuda para el organismo, al aportar la energía para afrontar nuestro día a día. Además este alimento es muy consumido por los deportistas ya que supone el combustible necesario para afrontar una sesión de entrenamiento con total garantía y retrasar la aparición de la fatiga.

•    Lucha contra la diabetes: el primero de los estudios mencionados también señala que el pan integral previene la aparición de diabetes tipo 2 porque hace que disminuya la concentración y demanda de insulina. El pan integral cuenta además con un índice glucémico bastante bajo, lo que es beneficioso para la salud de las personas que padecen esta enfermedad al no elevar la glucosa en sangre.

El tradicional gazpacho para el verano y las tostadas con un chorrito de aceite de oliva para un desayuno saludable son solo dos de las cientos de recetas en las que el pan es uno de los protagonistas. La clave se encuentra en seguir las indicaciones de los expertos en nutrición y no eliminar rápidamente el pan de tu dieta balanceada porque es una fuente de nutrientes importantes para nuestra salud