Los pacientes con síndrome del intestino irritable (SII), pueden disponer, por primera vez, de una opción terapéutica para restaurar su barrera intestinal, y no sólo sus síntomas, según los organizadores de la I Reunión para Pacientes con Colon Irritable, celebrada en el Hospital La Paz de Madrid el pasado 22 de febrero. En  la reunión se debatieron los nuevos tratamientos que existen para esta patología, como el indicado para restablecer la permeabilidad intestinal que “ha contribuido a mejorar su calidad de vida, muy deteriorada en muchos casos”, según la doctora Silvia Gómez Senent, responsable de la Unidad de Trastornos Funcionales Digestivos del Hospital La Paz.

El SII es el trastorno funcional digestivo más común y un motivo de consulta frecuente. “Se estima que el 3% de las consultas de Atención Primaria y el 16-25% de las de Aparato Digestivo son por esta patología”, apunta la doctora Gómez Senent.

Un estudio reciente realizado en EEUU y publicado en Biological Research for Nursing demuestra la importancia de adoptar un enfoque individualizado para la evaluación y el tratamiento de pacientes con SII ante la heterogeneidad de los mismos. Con el abordaje multidisciplinar e individualizado, subraya la doctora Gómez Senent, “se conseguirá mejorar su calidad de vida y tratar de manera específica los síntomas que afectan a cada individuo, ya que la diarrea predominará en unos pacientes y el estreñimiento y otros síntomas en otros”.

Uno de los mecanismos que participa en la fisiopatología del SII “es un aumento de la permeabilidad de la barrera intestinal”, afirma la doctora Gómez Senent. En este sentido, existe una novedad terapéutica reciente “que ayuda a restablecer fisiológicamente la permeabilidad del intestino, que está comprometida en estos pacientes”, comenta. La triple acción de sus componentes “actúan de efecto barrera para impedir la entrada de sustancias nocivas que producen la inflamación y favorecen la proliferación de bacterias buenas en la flora intestinal”, indica.