El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas extendió por un año más el mandato de su Misión de Verificación en Colombia, encargada de vigilar la reincorporación a la vida civil de los exFARC y de estar al tanto de la seguridad de los antiguos guerrilleros.