El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha asegurado que un adelanto de las elecciones en el país centroamericano, propuesto para marzo de 2019, como le piden varios Estados y organismos internacionales, crearía “inestabilidad e inseguridad” y “empeoraría las cosas”.

Durante una entrevista a la cadena estadounidense Fox News, Ortega ha argumentado que los enfrentamientos violentos que vive Nicaragua desde abril pasado, que han causado más de 300 muertos, han sido originados por grupos paramilitares financiados por algunos diputados opositores y el narcotráfico. Ortega, quien presidió el país entre 1979 y 1990, y ahora desde 2007, ha insistido en que las fuerzas paramilitares han sido las que han atacado a la policía nicaragüense, que pretendía proteger a la población de las revueltas.

El mandatario ya se negó a principios de mes a adelantar los comicios en su país aduciendo que la Constitución establece mandatos de 5 años de duración, por lo que la presente legislatura no debe concluir hasta 2021. Ortega ha calificado los episodios de violencia como “auténtico terrorismo”, y reiteró que las revueltas tienen como objetivo acabar con el Gobierno que lidera, a la vez que reiteró que “ningún nicaragüense ha fallecido dentro de una iglesia”.