Durante las últimas seis semanas se han duplicado contagios y muertes

El COVID-19 sigue azotando sin piedad al continente americano y en las últimas seis semanas las muertes en la región se han duplicado y el número de nuevas infecciones reportadas han superado ese registro, afirmó este martes la directora de la Organización Panamericana de la Salud durante la rueda de prensa semanal donde se evalúa la evolución de la enfermedad.

Carissa Etienne cifró el número de casos en más de 12,5 millones, con varias naciones del continente como Estados Unidos, Brasil, Colombia, Perú, Argentina y México manteniéndose en el listado de las 10 naciones con más contagios a nivel mundial. Las muertes en la región ya alcanzan las 450.000.

La experta indicó que hay un patrón similar en todo el continente de concentración de los casos en el grupo entre 20 y 59 años, pero que en cambio el 70 por ciento de las muertes se produce entre las personas de más de 60 años. 

Explicó que muchos de los jóvenes que se contagian tienen un cuadro leve y no van a requerir ser ingresados en una unidad de cuidados intensivos, pero van a trasmitir la infección a otras personas que sí van a ser hospitalizadas.  

“La tendencia de los datos en esa dirección suele indicar la urgente necesidad de aplicar medidas de salud pública para frenar la propagación de la COVID-19, como el distanciamiento social, los confinamientos y las restricciones a los encuentros públicos. Sin embargo, durante ese mismo período ha ocurrido lo contrario.

Etienne alertó que en muchos lugares hay una “desconexión entre las políticas implementadas y lo que muestran las curvas epidemiológicas” ya que en las últimas seis semanas, en la región el número de nuevos casos pasó de 5,3 millones a más de 12 millones.

“Cuando los datos apuntan en esta dirección generalmente indican una necesidad urgente de implementar medidas para detener la transmisión de COVID-19”, afirmó la experta que constató que los países han “relajado” las restricciones.