La Oficina en México de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos ve con preocupación la aprobación de la eliminación del Fideicomiso del Fondo para la Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas aprobada por la Cámara de Diputados.

En un comunicado junto a la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Oficina recordó que México es el segundo país del mundo con un mayor número de periodistas asesinados, sólo detrás de Iraq, con 18 asesinatos en 2019 y 2020 y que han documentado 27 asesinatos y dos desapariciones de defensores en ese periodo.

Las organizaciones aseguran que el actual fideicomiso “ha demostrado ser un instrumento útil” y “observan con preocupación” que el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados lo elimine “sin proponer alternativas de garantía presupuestaria” para otorgar medidas de protección rápidas y eficaces “a quienes enfrentan graves riesgos para su vida e integridad por ejercer la libertad de expresión o el derecho a defender los derechos humanos”.

Las instituciones dicen que comparten estas consideraciones “para contribuir al profundo análisis que corresponde realizar al Senado de la República”, que se beneficiaría con la convocatoria de una participación amplia en el proceso de dictamen.