Y los próximos meses serán “muy duros”

La pandemia de COVID-19 está en un “punto crítico”, especialmente en el hemisferio norte, donde los próximos meses “van a ser muy duros” porque algunos países están “en un camino peligroso”, advirtió el director general de la Organización Mundial de la Salud.  

“Demasiados países están experimentando un aumento exponencial de casos de COVID-19 y esto está llevando a que los hospitales y las unidades de cuidados intensivos estén cerca o hayan sobrepasado sus límites de capacidad y apenas estamos en octubre”, declaró el doctor Tedros Adhanon Gebreyesus en la habitual rueda de prensa. “Urgimos a los líderes a que tomen acciones inmediatas para evitar muertes innecesarias, para que no colapsen los servicios de salud esenciales y las escuelas no tengan que cerrar de nuevo”.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, pidió a los países europeos donde los números ya sean altos que preparen sus sistemas de salud para poder hacer frente a los casos y “salvar muchas vidas”.

“No tenemos por qué ver los números de muertes volver a los espeluznantes niveles que suponían, como proporción de todos los casos, en primavera. Las cosas han cambiado, ahora somos mejores”, sostuvo.  “Así que tenemos que evitar la transmisión, pero también enfocarnos en reducir el número de muertos, que aumentará en los próximos días, no me cabe duda, pero tenemos que invertir más en asegurar que nuestro sistema de salud no colapse ante una carga de pacientes muy enfermos cada vez mayor”.