Una nueva cadena de transmisión amenaza con revertir los avances en el control del Ébola

– Después de más de un mes sin nuevos casos de ébola, el virus que causa esta enfermedad aumenta su presencia nuevamente en la República Democrática del Congo, donde se confirmaron siete nuevos pacientes la semana pasada en las provincias de Kivu del Norte e Ituri. Uno de los contagiados murió y, al ser manipulado por muchas personas, se convirtió en una cadena de trasmisión.

Además de los múltiples ataques de grupos armados a la población civil en el este de la República Democrática del Congo, una muerte por Ébola no relacionada con las cadenas de transmisión conocidas amenaza con revertir los avances que se habían logrado contra la epidemia, que se había reducido a unos cuantos casos bien identificados y controlados, informó este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sólo del 13 al 19 de noviembre se confirmaron siete nuevos casos de ébola, uno de ellos fatal. 

En una conferencia de prensa en Ginebra, el doctor Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, indicó que si bien el 98% de las infecciones de las últimas tres semanas pudo rastrearse en dos cadenas de transmisión, se ha identificado una tercera en la ciudad de Oicha, en Kivu del Norte. 

“Esta persona murió, pero había visitado tres centros de salud diferentes en el área de Oicha antes de que se le detectara el virus”, dijo. “El enfermo trabajaba conduciendo una motocicleta y cuando sus colegas supieron de su muerte acudieron a su funeral y el cuerpo fue manipulado por muchos compañeros y amigos de esa comunidad”, explicó Ryan. 

Según la OMS, ese deceso puede vincularse con las zonas de Kalunguta, Mandima, Mabalako y Beni, además de Oicha.
“Por el momento sabemos de más de 200 personas que tuvieron contacto con ese caso y 62 de ellas se consideran de alto riesgo en términos de exposición al contagio”, señaló el experto. 

Agregó que de los contactos en riesgo extremo, el personal de la Organización sólo ha localizado a 19. “No tenemos acceso a la comunidad, por eso hemos podido localizar apenas a menos de un tercio de esas personas en los últimos dos días”, subrayó.